viernes, 7 de octubre de 2011

Nueva agresión contra trabajadores de la línea 60. Repudiamos nuevo ataque de patotas al sindicalismo de base

Desde el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), integrante del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, repudiamos el ataque de una patota en la madrugada de hoy contra el domicilio y la nieta de Daniel Farella, delegado de la Línea 60.

Esta brutal agresión se suma a las acciones hechas anteriormente contra los trabajadores y delegados de esta línea de colectivos, incluyendo la quema del auto de un delegado y amenazas y ostentación de armas de fuego por los patoteros. Y se agregan a las agresiones recibidas por distintos sectores del llamado “sindicalismo de base”.

Es evidente que estas patotas no actúan por sí mismas, sino que son apañadas por la empresa y la burocracia sindical. Damos toda nuestra solidaridad a Daniel Farella y a su familia y reclamamos el castigo a los autores materiales e intelectuales.

Christian Castillo y José Montes, por la Dirección Nacional del PTS