jueves, 6 de octubre de 2011

Christian Castillo: "Nuestro compromiso es luchar por las demandas de los trabajadores" (La Mañana de Neuquén)


El 23, Frente de Izquierda buscará lograr alguna banca en el Congreso. (Maria Isabel Sanchez) - El candidato a vicepresidente del Frente de Izquierda, Christian Castillo, dijo que luchará contra las políticas "conservadoras" que imponga el gobierno nacional. El dirigente destacó la experiencia de Zanón como una forma de combatir los efectos de la crisis económica internacional.

Neuquén. Luego de conseguir "el milagro" de los 400 mil votos necesarios para superar las primarias de agosto último, el Frente de Izquierda y los Trabajadores tiene un nuevo objetivo, conquistar al electorado y conseguir bancas en la Cámara de Diputados.

Con ese objetivo, Christian Castillo, compañero de fórmula de Jorge Altamira, visitó Neuquén, donde además de presentar su libro “La izquierda frente a una Argentina kirchnerista, una visión alternativa al relato gubernamental y a los medios opositores”, acompañó a los candidatos locales para los próximos comicios generales y la intendencia capitalina.

Conservadores

En diálogo con La Mañana de Neuquén, cargó contra el Frente para la Victoria por sostener que el partido de gobierno representa al "ala conservadora" del peronismo. "No puede tildarse de otra forma a la gran mayoría de los gobernadores, cuya última adquisición es la elección de Carlos Soria en Río Negro", precisó.

El candidato a vicepresidente reconoció que el logro cosechado el pasado 14 de agosto "fue una expresión de la repercusión que tuvo la campaña general previa, donde obtuvimos un legislador en Neuquén y otro en Córdoba y donde logró una muy buena repercusión nuestra denuncia prescriptiva". Ahora "buscamos conseguir un diputados nacional".

En ese sentido, señaló que Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba, Neuquén y Salta son los distintos donde tienen posibilidades. "No es fácil, pero tampoco es imposible", admitió.

Plataforma

Castillo enumeró las propuesta del Frente de Izquierda para los próximos comicios: salario mínimo igual a canasta familiar, lucha contra la precarización laboral, 82% para los jubilados, nacionalización del petróleo y de todas las empresas privatizadas bajo gestión obrera, democratización de los sindicatos, luchar contra el saqueo de los recursos naturales y la construcción de 3 millones de viviendas.

"Nuestro compromiso es luchar por estas demandas", precisó, al tiempo que señaló que "si tenemos un diputado, es ponerlo al servicio de la movilización obrera y popular".

Castillo reconoció que "lo más probable es que gane Cristina, salvo alguna situación muy extraña".

Sostuvo, además, que los principales partidos de la oposición perdieron terreno electoral debido a sus incoherencias, ya que "han pretendido correr al Gobierno por derecha, entonces, la mayoría de los trabajadores opinaban que peligraban algunas de las cuestiones que valoran como conquistas. Ahora, no votaron al Gobierno como dándole un cheque en blanco", alertó.

Tendencia

Castillo también destacó que durante un probable tercer mandato de Cristina "se va a presentar una contradicción en el Gobierno como crecientemente pro empresarial del Gobierno y las expectativas que tienen sus votantes".

Alertó además sobre los posibles cimbronazos de la crisis económica mundial en la Argentina y afirmó que "frente a esa situación conflictiva, creemos que el Gobierno va a hacer lo que hacen todos los gobiernos capitalistas, defender los intereses de las empresas por sobre los de los trabajadores".

Como alternativa a esta situación, indicó que "nosotros, lo que decimos es que sin la movilización y la lucha de los trabajadores la crisis se descarga sobre sus espaldas, y en el Congreso un diputado nuestro es el que jugaría el papel de apoyar estos reclamos.

Reconoció que la experiencia de Zanón "es replicable" ante este panorama.

Finalmente, Castillo sostuvo que es posible correr al Gobierno por izquierda", ya que "está corrido más a la derecha", debido a que "desde octubre del año pasado" el Gobierno que no reprimía ha comenzado "a hacerlo".