domingo, 9 de octubre de 2011

El kirchnerismo: Gran Política y pequeña política


Este post de Fernando Rosso retoma el debate sobre el contenido "restaurador" del kirchnerismo después de la "crisis orgánica" del 2001, articulando elementos de análisis de Clausewitz y Gramsci. En ese contexto, queda planteada la discusión sobre Gran Política y pequeña política en la performance gubernamental del kirchnerismo, respecto de lo cual queríamos meter un bocado. 

Para esto, tomemos en primer lugar las definiciones gramscianas de Gran Política y pequeña política (disculpen la cita de Internet, pero no tengo a mano el tomo de los Cuadernos de la Cárcel que contiene este pasaje): 

Gran política y pequeña política. Gran política (alta política), pequeña política (política del día, política parlamentaria, de corredores, de intriga). La gran política comprende las cuestiones vinculadas con la fundación de nuevos Estados, con la lucha por la destrucción, la defensa, la conservación de determinadas estructuras orgánicas económico-sociales. La pequeña política comprende las cuestiones parciales y cotidianas que se plantean en el interior de una estructura ya establecida, debido a las luchas de preeminencia entre las diversas fracciones de una misma clase política. Gran política es, por lo tanto, la tentativa de excluir la gran política del ámbito interno de la vida estatal y de reducir todo a política pequeña (Giolitti, rebajando el nivel de las luchas internas hacía gran política; pero sus víctimas eran objeto de una gran política, haciendo ellos una política pequeña). 

Tomando el criterio de Gramsci, se puede decir que la Gran Política que tuvo el kirchnerismo desde el punto de vista burgués fue la de sacar a las masas de las calles y recomponer la autoridad del Estado ("conservación de determinadas estructuras orgánicas económico-sociales"), logrado lo cual (con todas las contradicciones que dice FR) empezó a primar la pequeña política, es decir "las cuestiones parciales y cotidianas que se plantean en el interior de una estructura ya establecida, debido a las luchas de preeminencia entre las diversas fracciones de una misma clase política". 

"Gran política es, por lo tanto, la tentativa de excluir la gran política del ámbito interno de la vida estatal y de reducir todo a política pequeña". Ni más ni menos que eso era la apelación a construir un "país normal" y un "capitalismo serio" del discurso de asunción de NK.