viernes, 7 de octubre de 2011

Cortita y al pie

Mañana lluviosa de viernes. Le cambié de lugar el biombo a la Turca y le maté las orugas antes de que viaje a la Ciudad de las Mujeres. De charlas con Joakin y Gladys surge la necesidad de delimitar un criterio de pertenencia a la Cofradía. Gente que tenga entre 30 y 40 años, haya tenido malas noticias de La Parca o algún otro bardo del que hacerse cargo, tenga respeto por lo aprendido en el barrio y no explote trabajo ajeno. No pienso usar Facebook, ni ponerme crema en los codos.