miércoles, 12 de octubre de 2011

Graciela Frañol: “La clase política actual trabaja para las grandes patronales” (La Mañana de Neuquén)


Graciela Frañol sostuvo que el resto de los candidatos no plantea nada diferente a las políticas provinciales. (Maria Isabel Sanchez) - Si bien el formato de estas entrevistas parte de una concepción de la política opuesta por el vértice a la nuestra (con lo cual a veces parece como que nos hablan de una cosa y les salimos con otra que nada que ver) me parece que quedó bastante bueno, sobre todo porque la escala municipal es la que más tira a discutir "gestión" sin discutir política, cosa que en la entrevista se sorteó con relativo éxito, sin dejar de dar respuesta a los debates puntuales de la ciudad de Neuquén. Ahí va.

"Creemos que el trabajador debe involucrarse en política así como lo hizo y lo hace en las luchas sindicales cotidianamente", señaló.

Neuquén > La candidata a intendente por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Graciela Frañol, incentivó al conjunto de los habitantes de Neuquén a organizarse y movilizarse por “las propias necesidades no satisfechas”, a fin de evitar “la continuidad de los negociados que los partidos que gobiernan en la provincia y en la ciudad vienen desarrollando con total impunidad”.

En este sentido, aseguró que el principal objetivo de su postulación, “no es ganar, sino aprovechar el momento de las elecciones en el que la gente está abierta a escuchar nuevas ideas” para comenzar a sentar las bases de un movimiento político manejado por los trabajadores.

¿Cómo se relaciona su militancia en el PTS con la intención de ser candidata a intendente de Neuquén?

Creemos que el trabajador debe involucrarse en política así como lo hizo y lo hace en las luchas sindicales cotidianamente.

Soy militante y fundadora del Partido de Trabajadores Socialistas (PTS) desde el año 1988 y esto me ha llevado a ejercer una larga militancia. Desperté a la vida política por una cuestión de derechos humanos, porque mi hermana y mi cuñado son desaparecidos de la dictadura, a buscar la verdad de algo tan doloroso que nadie en mi familia entendía por el simple hecho que éramos todos trabajadores.

Después de varios años de búsqueda de la verdad, entendí que la única solución era que el conjunto de los trabajadores se involucrasen en la política, y que las soluciones a las necesidades llegasen desde la unidad de los distintos sectores sociales.

Hasta el momento, las demandas de la sociedad no están garantizadas tal como un salario digno, vivienda, salud y educación. La mayoría de los logros fueron producto de peleas que hemos tenido que dar desde el conjunto de los trabajadores, nadie nos regaló nada.

Desde ese sentido, el PTS se plantea intervenir en las elecciones para plantear la necesidad de la organización, de conquistar las calles y de obtener nuestros derechos en un gobierno de los trabajadores como la única forma de poder solucionar las demandas. La clase política actual trabaja para las grandes patronales, subsidia a sus amigos, y para la población nada.

Esto es patrimonio del país, de la provincia y de la ciudad. Neuquén es una ciudad totalmente dividida en una ciudad para ricos y otra para la inmensa mayoría de la población a la que le falta los servicios básicos esenciales para la vida. En Neuquén tener una casa te cuesta la vida. Y esto es una política nacional, la persecución a los luchadores. Son gobiernos que tienen la misma línea de continuidad, es decir, gobernar para los grandes empresarios y reprimir al conjunto de la población sin atender sus necesidades.

¿Neuquén está preparada para tener un gobierno socialista?

Lo venimos trabajando a partir de la introducción de propuestas que la gente ve con simpatía y somos escuchados. Cierto es que hay mucho clientelismo y tenemos que trabajar mucho. La necesidad de que haya un partido revolucionario es a lo que nosotros estamos aspirando, y utilizamos estas campañas para este fin.

Desde ya que queremos tener un diputado o un concejal dentro del gobierno para poder denunciar lo malo e incentivar lo bueno, y que no nos gobiernen otros.

Hacer esta inmensa propaganda y aprovechar la predisposición de la gente en época de elecciones para escuchar ideas es nuestro propósito.

¿Qué la diferencia del resto de los candidatos que aspira a la intendencia?

El resto de los candidatos no planteó absolutamente nada diferente a lo que el gobierno provincial viene realizando en los últimos años. El hecho de que la coalición se haya desmembrado y vayan todos divididos, le servirá al MPN para recuperar el municipio.

Tanto el MPN, como el PJ, la UCR y Nuevo Compromiso Neuquino plantean una continuidad con la única intención de seguir financiando sus negociados. Nuestra propuesta habla de las necesidades del conjunto de la población porque como trabajadores también las padecemos. En ese sentido somos totalmente opuestos a todas las variantes que se presentan.

Proponemos que la necesidad de viviendas debe atenderse a través de la conformación de una comisión entre usuarios, entre las familias sin techos y los trabajadores, para evitar todo tipo de corrupción y clientelismo, y que se construyan las casas que realmente se necesitan.

¿Qué propuestas tienen?

Proponemos que se comience a priorizar el centro de la ciudad y a atenderse los barrios más alejados. No puede ser que el microcentro tenga fuentes de agua por todos lados, y que en los barrios más periféricos no haya agua potable.

Estamos rodeados por dos inmensos ríos que a ninguno de nuestros políticos actuales les interesa y por eso se tiran todos los desechos cloacales e industriales a sus cauces.

Somos una provincia productora de hidrocarburos con inmensas regalías que no son invertidas para sus habitantes. Detrás de las casillas de Cuenca XV están los guanacos extrayendo petróleo todo el día, y la tierra y el agua de alrededor está contaminada por su causa.

Los espacios verdes en esa zona de la ciudad no existen. Los chicos juegan entre las bardas y el viento, sin un árbol que los repare.



Ficha

Nombre y Apellido: Alicia Graciela Frañol.

Edad: 46.

Profesión: Maestra primaria.

Lugar de Nacimiento: Neuquén capital

Una película: “Las Horas”.

Un libro: “Cien Años de Soledad”, de Gabriel García Márquez.

Una canción: “La vida es bonita” de María Bethania.

Comida preferida: Asado.

Quiere ser recordado como el intendente que: pudo organizar al conjunto de los trabajadores para darle solución a sus propias problemáticas y necesidades.

"Queremos transporte bajo control obrero y de los usuarios”

¿Qué proponen para darle solución a la situación actual del transporte?

Nosotros planteamos que el servicio sea público y para eso tiene que ser municipalizado, con los trabajadores defendiendo sus puestos laborales y con un control de usuarios y de trabajadores. De esa forma los propios usuarios podremos decidir frecuencias, cantidad de unidades en las calles, y así dejaremos de viajar como ganado.

Con los 80 millones de pesos que hoy recibe Indalo en subsidios de Nación y Provincia se puede mejorar el servicio incautándole las unidades a la actual prestataria y comprando nuevas unidades si hiciera falta.

Hoy los choferes son presa del mal estado de los colectivos y deben enfrentar al usuario sin tener nada que ver.

¿Qué piensa de la prestación de servicio que hace la empresa Indalo?

Indalo muestra la política antipopular que ha llevado adelante la Municipalidad y todo el Concejo Deliberante. Que el servicio es malo lo sabemos todos, lo que nadie dice es que el negociado que hay atrás es inmenso; pese a ello hoy se plantea un nuevo tarifazo y la renovación de la concesión por diez años más.

¿A qué se refiere cuando habla de negociados?

La concesión del transporte de colectivos a Indalo se dio durante la gestión municipal del MPN, se continuó con Quiroga y vuelve a extenderse bajo el gobierno de Farizano y la Concertación. Todos ellos son los garantes del negociado en favor del empresario kirchnerista Cristóbal López, dueño de la empresa, y en contra del pueblo.

Lo que tiene el Frente de Izquierda de los Trabajadores es que a nosotros no nos viene a contar nadie nada, sino que somos parte de los padecimientos y necesidades de la gente común.