jueves, 1 de septiembre de 2011

Desvelado


A 1200 km de mi infancia 
los perros de mis vecinos devoran 
la basura que supimos juntar durante el día.


Repaso las caras de mis amigos
pero nunca pienso en las mujeres 
que hicieron las veces de mis amores. 


Como si el aire lunar 
enmudeciera el pasado, parece 
que no tenemos nada para decirnos.