lunes, 14 de mayo de 2012

Scioli y el peronismo no K





Las declaraciones de Scioli sobre sus aspiraciones presidenciales hacia 2015 muestran (todavía de forma embrionaria) que si el kirchnerismo sobreactúa la relación de fuerzas con el peronismo no K que forma parte del oficialismo, puede estar tendiéndose una trampa a sí mismo.

Sin embargo, más allá de que no es un dato menor que el gobernador de la PBA haga un planteo de estas características, Scioli no representa todavía una amenaza para CFK, cuestión que se puede modificar si el deterioro de la situación económica y social hace que sectores del peronismo empiecen a tomar mayor distancia de la camarilla cristinista.
En este marco, está por verse si Scioli puede transformarse o no en la esperanza de recambio del peronismo no kirchnerista para el 2015.

Por lo pronto, la movida del gobernador de la PBA parece más destinada a ponerle límites en lo inmediato a la ofensiva kirchnerista en territorio bonaerense que a proyectarse efectivamente hacia un más que lejano 2015.