viernes, 14 de septiembre de 2012

El cacerolazo, las capas medias y la clase obrera

 
El cacerolazo contra el gobierno nacional abre algunas puntas para el análisis.

La movida congregó sectores de las capas medias, con predominio de los sectores más acomodados, pero con presencia también de otros más cercanos al asalariado de cuello blanco, como también sectores juveniles de perfil universitario. Los reclamos (cepo al dólar, inseguridad, rechazo a las formas "autoritarias" y re-reelección de CFK), junto con el rechazo de la "diktadura" marcan la agenda de un descontento por derecha respecto de la política gubernamental y sintetizan en cierto modo los principales puntos que asume en la actualidad la oposición tradicional de los sectores medios al peronismo en el gobierno.

La relación del cristinismo con este sector social (que aparecía mucho más recompuesta luego de las elecciones del año pasado y el 54%) tiene una dinámica de deterioro de difícil reversión y todo indicaría que es un sector que el gobierno considera "perdido" como base de sustentación.

Sin embargo, la aparición de Cobos y otros personajes es expresión de la crisis de representación de los sectores medios, que quedó sin una resolución más o menos permanente desde el 2001. Diez años después, mientras desfilan por los Tribunales los muertos vivos de la Alianza, el partido radical vive una modesta recomposición, la centroizquierda está desdibujada y ningún sector de la oposición burguesa puede capitalizar claramente fenómenos como las movilizaciones de ayer.

Las capas medias urbanas pueden desarrollar reacciones sociales explosivas que van desde las asambleas barriales de contenido claramente popular como las que hubo después del 2001 hasta las congregaciones con velas encendidas reclamando "mayores penas para los delincuentes", pasando por movilizaciones como las de anoche. Pero a diferencia de 2001, los retornos de la "gramática de la multitud" clasemediera que se dieron durante estos años, lejos del "piquete y cacerola" han limado crecientemente la potencialidad creativa de los sectores movilizados, que se han ido ubicando hacia la derecha hasta empalmar más abiertamente con el clásico antiperonismo tradicional.

Más en general, la ausencia de una oposición política patronal consolidada, hace que los descontentos con el gobierno se expresen como formas de "oposición social". Las políticas de ajuste y ataques al derecho de huelga y de protesta, como los reclamos de "moderación" en los pedidos de aumento de salario ubican a la clase obrera en ese lugar. Sin embargo, su experiencia se desarrolla de un modo muy distinto al de los sectores medios movilizados anoche.

Menos afecta a las "explosiones", la clase trabajadora va llevando adelante una experiencia más lenta pero más profunda, que hace a la relación con el peronismo en el poder. Las divisiones de la burocracia sindical y su alineamiento con diversos proyectos patronales, impiden que el peso social de la clase obrera argentina gravite políticamente y marque una salida progresiva incluso para amplios sectores de las capas medias, que de lo contrario van a ser base de variantes abiertamente reaccionarias.

La lucha por la independencia política de la clase trabajadora (Partido de Trabajadores sin patrones) se muestra como más necesaria que nunca ante este tipo de fenómenos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

che flaco lo que decis es una suma de sntidos comunes que se pueden leer en clarin. porque no sos un poco más serio y decis algo profundo?

JDM dijo...

Estimado Anónimo: Gracias por su comentario. Ud. qué análisis hace sobre el asunto?

Anónimo dijo...

Anomimo querido parece un pro K ud. siempre descalificando , ninguneando y minimizando!!!! No contribuye en nada con esa critica obsoleta!!!
Le recomiendo evite comentarios pavos, porque un pavo de seguro es un poco mas pensante!
saludos atte!!!!

Andor314 dijo...

Desacuerdo en algunos puntos sobre tu análisis:
En primer lugar, no veo porque el reclamo contra cierto autoritarismo que parece emanar de este gobierno (así como personalismos cada día más fuertes) podría ser considerado como un reclamo propio de la derecha, yo no me considero de derecha y concuerdo con que existe un exceso por parte de las instituciones y sobre todo de los funcionarios contra muchos de nosotro (incluyendo la política de seguridad nacional).
En segundo lugar, considero que cualquier manifestación es válida, y no veo el porque no deben movilizarse en las calles todo el que considere que no acuerda con algo del gobierno o de algún asunto puntual del sistema que nos rige (el estado).
En tercer lugar, creo que la separación entre clase media y trabajadores es un error analítico, ya que muchos trabajadores integran ese sector.
En cierto sentido creo que hay algo de sentido común en el análisis, lo que no lo pondría como algo negativo, pero si como algo que se desprende quizás de una visión más superficial de los hechos, diría como un ejercicio Sociológico espontaneo que presenta variados sesgos.

Anónimo dijo...

La clase media es el 75% de la población muchos de ellos votaron por el actual gobierno Argentino .creo que plantear la antinomia derecha y gobierno es hacerse el juego al gobierno de hecho la izquierda lo hizo reproduciendo el discurso de que era toda derecha favoreciendo asi lo dicho por los agentes comunicaciones rentados del gobierno . no creo que sea un sector antiperonista pues cmo dije arriba muchas de esas personas votaron por Cristina Fernandez caer en esa simplificación es justamente continuar alimentando la estrategia Peronista de las antinomias . Nanu Marmanuco pueden encontrarme en facebook ( para q no me reten x el anonimo ) :P saludos

JDM dijo...

Andor, efectivamente el gobierno tiene rasgos bonapartistas, no sólo relacionados con el presidencialismo sino con formas de regimentación de los reclamos obreros, que por ejemplo anoche estuvieron completamente ausentes. El reclamo contra el autoritarismo no es en sí mismo de derecha, sí lo es el conjunto de reclamos con predominancia del corporativismo del ahorrista mediano que quiere comprar dólares, contra la inseguridad y cosas por el estilo. Nanu, en ningún momento planteé una antinomia gobierno-derecha, de hecho estoy por una posición independiente de ambos sectores como dice el post. Slds y avisen cuándo es la próxima clase de sociología!

youth dijo...

¿Así que el reclamo por la inseguridad es de derecha?

Que gran error están cometiendo algunos integrantes de la[s] izquierda[s] al integrarse a esta marcha sin plantear sus propias consignas [y aborreciendo las manifiestaciones más repulsivas], y, por otra parte, que error sectario [y funcional al gobierno] es descalificar a todos los concurrentes, en lugar de intentar acaparar algo de ese descontento.