martes, 27 de diciembre de 2011

Amor y Paz (dos diálogos superpuestos que tal vez ocurrieron)

-... Así que no hables boludeces....
-Señor, le tengo que notificar que lo procesaron por el delito de Amenazas...
-Fiera, calmate, no te hagas el pulenta
-¡Eh! Flaco ¿como puede ser que me procesaron? Acá siempre perjudican al hombre...
-Yo no me hago, soy pulenta. A vos te atiendo cuando quieras...
-No grite señor, acá no se puede gritar. Además no sirve para nada. Le doy una copia de la resolución y vaya a consultar con el Defensor...
-Atendeme ahora, pelotudo...
-Pero cómo puede ser lo que vos me estás diciendo ¿Encima tengo que ir a ver al defensor? ¡Sabés todas las cosas que tengo que hacer!
Pará, flaco, pará!
-Si no se anduviera metiendo en líos amenazando a su ex mujer, no tendría que estar acá....
-¿¡No era que sos pulenta?! La próxima te mato, cagón, andá a lavarte la cara...
... Acá tiene la resolución. Lo acompaño a la Defensoría...