miércoles, 4 de diciembre de 2013

Un gran ejemplo contra la demonización de los jóvenes y los pobres

El sábado ocurrió en Neuquén un hecho de una gravedad enorme. Fue asesinado "Willy" Gutiérrez, testigo clave en el caso de Braian Hernández, cuya declaración jugó un papel central en la condena a reclusión perpetua que se dictó el día de ayer contra el policía Claudia Salas. La lectura de la sentencia estaba pautada para el viernes, pero se adelantó. 

Ante la noticia del asesinato de Gutiérrez, nos convocamos las organizaciones sindicales, políticas, sociales y de DDHH para dar una respuesta inmediata frente a este mensaje mafioso tendiente a resguardar la "licencia para matar" que tiene la policía en los barrios del Oeste neuquino. Y hubo un acuerdo principal en que lo más importante era responder desde las organizaciones de trabajadores con un paro provincial. 

El sindicato de los trabajadores y trabajadoras de la educación, ATEN, que viene luchando codo a codo con Ely Hernández (la mamá de Braian) desde el primer momento, jugó un rol central en traccionar la convocatoria al paro, siendo los primeros (junto al SOECN) que plantearon que iban a parar y convocando a los gremios de la CTA a tomar la misma medida. 

Hoy, entonces, se va a realizar un paro provincial de los gremios de la CTA, en repudio al asesinato de un pibe del Oeste. 

Un hecho inédito, si tenemos en cuenta la propaganda constante tendiente a enfrentar a los trabajadores sindicalizados y los pibes de los barrios, que se hace desde los gobiernos y los medios de comunicación, diciendo que los pibes son chorros, delincuentes, que hay que meterlos presos de chiquitos, etc, etc;

Los pibes de los barrios muchas veces dicen "cuando matan a un maestro o un estudiante, todos protestan, pero cuando nos matan a nosotros, nadie hace nada". Esa naturalización es la que hoy están cuestionando los sindicatos neuquinos, como parte de un trabajo que se viene dando contra la criminalización de los jóvenes. 

Esta medida, encabezada por ATEN y con el apoyo irrestricto, como siempre, del Sindicato Ceramista, plantea en un hecho puntual la perspectiva de la unidad obrero popular, más allá de cualquier "corporativismo". El gran ausente sigue siendo el Sindicato Petrolero, que dispone de grandes fuerzas de carácter estratégico, que Pereyra pone al servicio del régimen del MPN (como parte de la interna de este partido), de lo cual los trabajadores petroleros (padres, tíos y hermanos de pibes sometidos a la brutalidad policial) sacarán sus propias conclusiones.

Un ejemplo a seguir en todo el país, sobre todo ahora que en Córdoba se abre una campaña terrible de demonización de los pobres y los jóvenes. 

3 comentarios:

Manolo Romano dijo...

El paro provincial de los sindicatos de Neuquen para castigar a los asesinos del doble caso de gatillo facil de la policia brava del MPN es un hecho inédito. Por primera vez, un sector de los sindicatos acude en defensa de la juventud pobre, victima del gatillo facil. Es una contratendencia, parcial si se quiere por la magnitud de las provincias y su trascendencia en el peso especifico de la escena nacional, del motin y tendencias reacionarias en las clases medias que se ve en Cordoba.
Lo interesante, desde el punto de vista estrategico, es que podemos explicar con ejemplos de la vida un paso en nuestro camino. Raul Godoy conmovio con el ejemplo neuquino a muchos sindicalistas-politicos (nivel 2) de la convencion jujeña, que luchan con nosotros en los sindicatos y son "de izquierda" pero entran en la propaganda contra "los pibes chorros".
Ademas, un desafio teorico: dado los niveles de conciencia establecidos por Gramsci esto ¿en que nivel estaria? Me inclino a un "2 y medio": tendencias hegemonicas aunque no revolucionarias, pero tampoco abiertamente reformistas (porque hay poca reforma desde arriba). La categoria de centrismo de LT es mejor para definir las tendencias que van de derecha a izquierda, en transicion.
abrazo, Manolo

Anónimo dijo...

en Neuquén, no es la primera vez, compañero Manolo. Por suerte Neuquén tiene tradición hace muuuchoos años,siempre ante un hecho de estas msgnitudes saliamos a la calle inmediatamente. Pasó con el caso del "Paton" Ramirez, un pibe del Parque Industrial que en el 94 fue asesinado por la misma policia. Paro toda la CTA, ATEN, El Hospital, la Unco, etc. Sólo para dar un ejemplo. Antes de 2001 en Neuquén siempre hubo lucha y reacción.

VERDE SOLIDARIA dijo...

Y en San Juan, te matan como en todas las provincias y todavía confiamos en que Dios va a parar la impunidad y castigar a los asesinos. Acá la lista es bien larga, con mas de cien desaparecidos de la dictadura y otra no tan larga durante la "democracia". Allí están la Sra.Gomez y su hija de 16 años, la psicologa Maria Rosa Pacheco, Raul Tellechea y otros casos de crimenes o desapareciones que continuan clamando justicia terrenal. Pero lo que sucede en otras provincias como en Santa Fe con el caso del Mono, Jere y Patom, ahora en forma reiterada en Neuquen con Willy es un ejemplo a tener en cuenta y seguir. Esto no lo arregla ni Dios ni la "Justicia" patronal sino la movilización y solidaridad de los trabajadores conscientes. La verdad, estos hechos son muy valiosos para ejercer la pedagogía de la lucha popular, donde todavía se transitan por estadios retrasados en la conciencia política. Imaginen, somos una Provincia donde los medios sienten vergüenza ajena por la movilización de mujeres del ENM. De todas maneras hay que estar atentos y hacer todo lo posible para que hasta aqui lleguen tambien las notas virtuosas de la izquierda, inundando la nueva subjetividad de entusiasmo y esperanzas.